Si estamos a setas… a Soria

Soria, el paraíso de las setas

 

Si estamos a setas…, no lo dude Soria es su destino. Las especiales características de clima y geografía han convertido a Soria en un hábitat ideal para que setas, hongos y trufas broten por doquier en la temporada otoñal. La variedad es inmensa, aproximadamente 150 especies catalogadas y, de ellas, una tercera parte comestible.

Son los pinares los lugares más concurridos, y el noroeste soriano es una de las zonas más boscosas de la provincia. Predomina el pino silvestre, en estos pinares domina el hongo más preciado: el boletus edulis, al que aquí llaman miguele, pero puedes encontrar amanita cesarea, níscalos, tricholoma cantarella, otras variedades de boletus….

Pero no se olvide que en la zona de encinares podría encontrarse con la reina micológica: la trufa negra, aunque, todo hay que decirlo, sus escasas zonas donde aparece están reguladas.

En el sabinar encontrará sobre todo las colmenillas y champiñones silvestres.

En los rebollares, que en Soria ocupan 33.000 Ha., aparecen la amanita cesárea, los boletus de roble y los rebozuelos.

Mientras, en los eriales y pastizales se recogen la senderuela, la seta de cardo, seta de brezo y champiñón.

La recogida es este territorio es libre en los montes de utilidad pública, que son la mayoría, pero en la zona centro y norte hay localizaciones donde está regulada la recolección de setas.

Alguna recomendación: es necesario que la recogida de níscalos, setas de cargo, llanegas, negrillas y capuchinas se realicen cortando el pie de la seta con una navaja. Para el resto de las especies procuraremos extraer con cuidado la seta completa y después tapar el hueco practicado. Y como norma de obligado cumplimiento usar cestas, y no bolsas de plástico, pues se favorece la diseminación de las esporas y que las setas recogidas se mantengan aireadas.

Hay que pensar que no se puede salir a recoger setas con el síndrome de Atila, y hacer que por donde pasemos se convierta en tierra arrasada, debemos colaborar con el futuro.
Nunca remover el suelo, ni utilizar rastrillos, azadas, con estos destrozaremos la capa superficial del suelo, ni recoger aquellas setas que nos infundan dudas sobre su comestibilidad. Si no es descaradamente comestible evítese recogerla, pero déjela en su sitio, su labor en el medio natural tiene su valor.

Sobre esto y muchas más curiosidades le informarán en los alojamientos. Nadie mejor que ellos conoce donde buscar y cómo comportarse, además en algunos casos podrá a asistir al epílogo de una buena jornada micológica: una mejor degustación de setas.

Aquí van 4 opciones de alojamiento para organizarse un viajecito:

* LA CASITA DE SANTOS Y ANITA, en San Felices (P.N. del Moncayo)

Alojamiento rural en el Parque nacional del Moncayo

La Casa de Santos y Anita

LOS CEREZOS DE YANGUAS, en Yanguas (Tierras Altas de Soria).

Alojamiento rural Los Cerezos de Yanguas

Los Cerezos de Yanguas

* VALLE DEL DUERO, en Langa de Duero (Ribera del Duero)

Alojamiento rural Valle del Duero, en Soria

Valle del Duero

* TEMISCIRA, en Golmayo (Cascada de la Toba)
Una vivienda de alquiler vacacional con una magnífica ubicación, entre la capital y los parajes naturales de la Cascada de la Toba.

No se distraiga, la temporada es corta y el placer intenso.

Vámonos a buscar setas a… Aragón

Buscar setas y el turismo rural en Aragón

Turismo rural y micología.

Las esperadas lluvias otoñales, en combinación con unas temperaturas moderadas consiguen un milagro anual: la temporada de setas de otoño. Es el momento que todo aficionado micológico se lanza al campo en busca del preciado hongo. Es una actividad que combina el ejercicio, la observación de la naturaleza y el placer gastronómico.

Eso si, no olvidemos que esta práctica tiene una condición básica: el respeto al medio ambiente. Déjese aconsejar por lo profesionales de la zona, pues le enseñarán a seleccionar los mejores ejemplares, eludiendo los tóxicos, cómo recoger correctamente la seta,  al mismo tiempo que evitarán que una actividad tan placentera provoque daños en los ecosistemas.

En este caso les planteamos varios objetivos a lo largo de todo Aragón, de la mano de un especialista Francisco Serrano Ezquerra y su página Setas y Sitios. Desde el Pirineo Oscense a los Montes Universales, de norte a sur toda una comunidad repleta de sitios bellos y, para la recogida de setas, un paraíso micológico. Podrá encontrar todas las variedades, dependiendo del sustrato del suelo, de la vegetación, de la altitud… de mil factores. Apunte pues éstas serán algunas de las más comunes: lepiota, seta de san jorge, seta de cardo, seta de chopo, níscalos, capuchinas, platera, boletus, cantarellas, negrilla, senderuelas, seta de enebro…. ¿Alguien da más?

 

Valle de Hecho

Un bellísimo paraje con densos bosques de pino, haya y abeto. Hay varias propuestas como el valle de Aragües del Puerto, el del Hospital o Reclusa, la zona de Gabardito o la Selva de Oza, todas ellas áreas de gran riqueza y variedad micológica.

Una sugerencia de alojamiento: Casa Sarasa, en Berdún (Huesca)

Valle del río Aragón

Un recorrido increíble desde los ibones pirenaicos, plagado de enclaves espectaculares y ofrece numerosas posibilidades como la búsqueda en el valle de la Garcipollera, el de Borau, la fuente del Paco o los alrededores de Canfranc-Estación.

Una sugerencia de alojamiento: Balcón del Pirineo, en Buesa (Huesca)

Parque de Ordesa

Imagen de la web de BALCÓN DEL PIRINEO

Ruta de Oroel a San Juan de la Peña

Un espacio protegido en cuyos cielos vuelan buitres, quebrantahuesos y alimoches, que buscan esas inmensas paredes de conglomerado para construir sus refugios. Densos bosques, protegidos durante más de cien años, le otorgan una alta calidad de su ecosistema.

Una sugerencia de alojamiento: Casa Somada, en Sieso de Huesca (Huesca)

Valle del Tena

Corazón del Pirineo aragonés, es uno de los más bellos y accesibles. En sus bosques y prados encontraremos multitud de recorridos, en los que adentrarnos para el conocimiento y la recolección de las setas. montañas.

Una sugerencia de alojamiento: Casa Sánchez en Javierre (Huesca) y Rincón de Usana en Usana (Huesca)

Alojamiento rural casa Sánchez en Javierre (Huesca)

Casa Sánchez

Valle de Benasque

Sin duda en el más alto Pirineo. En su entorno están ubicados todos los “tresmiles” de la cordillera y por supuesto el más elevado, el Aneto con sus 3.404 m de altitud. Esto implica que a este valle desciendan otros más salvajes e intrincados, con abundantes ibones, cascadas y corrientes de agua cristalina y pura. Los recorridos interesantes son pues múltiples, dada su gran diversidad de hábitat y su húmeda climatología.

Una sugerencia de alojamiento: Sol Salient en Vilac (Huesca)

Por Luesia

En sus proximidades hay enclaves con hermosos bosques de hayas, robles, carrascas, madroños y pinos principalmente, como sucede en Puymoné y el Pigalo, lugar de esparcimiento y baño en el río Arba de Luesia.

Una sugerencia de alojamiento:  Posada La Pastora, en Uncastillo (Zaragoza)

Campo de Cariñena

Conocida históricamente (hasta en El Quijote) por sus recios vinos, tiene su capitalidad en la población que le da nombre, Cariñena. Lógicamente, esta población está rodeada de viñedos y bodegas y dedica su exaltación máxima al vino, en la celebración de la Fiesta de la Vendimia, pero también esconde un buen abanico de los mejores hongos.

Una sugerencia de alojamiento:  Entrefrutales en La Viñuela (Zaragoza)

Alojamiento Entrefrutales, en La Viñuela (Zaragoza)

Entrefrutales

Ruta del Moncayo

Moncayo, es soñar con un mundo maravilloso, no solo desde el punto de vista micológico, sino en todos sus aspectos naturalísticos. Es una isla mágica, enclave atlántico en pleno clima mediterráneo.

Una sugerencia de alojamiento: La Casa de Santos y Anita, en San Felices (Soria)

Rutas por el Maestrazgo

Centro importante de la minería, tiene un entorno paisajístico espectacular y oculta deliciosas setas.

Una sugerencia de alojamiento: Casa Fausto, en Formiche Alto (Teruel)

Montes Universales

Sus pinares inundados de jara, otros, la mayoría con un tupido manto de hierba alpina, su altitud, humedad y sus bajísimas temperaturas, la hacen muy especial y rica en especies fúngicas y vegetales.

Una sugerencia de alojamiento: Casa rural La Balsa, en Valdemoro –Sierra (Cuenca)

Escoja y disfrute. También recuerde que el ansia por encontrar nos puede hacer perder la ocasión de observar el entorno. Y aquí el objetivo está en el camino a recorrer.

A vueltas con los comentarios negativos de viajeros

Polémica por los usos de los comentarios de viajeros en portales de turismo rural

Es un tema tan antiguo como el propio turismo rural. Me refiero al controvertido tema de los comentarios “libres” en los portales. Desde que se abrió la veda en algunos espacios virtuales para que los usuarios pudieran opinar libremente sobre los alojamientos se destapó la “caja de Pandora”.

Es cierto que a la hora de elegir un destino tiene mucho valor la estimación que pudieran aportar los que te antecedieron. Pero aquí comienza la trampa, pues una opinión lanzada a los vientos virtuales encubierto por el más absoluto anonimato puede, y digo puede, esconder intereses ocultos y dañinos contra el alojamiento.

Si son positivos, todos creen, o sospechan, que están enviados por la propia gerencia del establecimiento, o por su madre, un primo, la abuela o su antiguo confesor…, para dotar de un corpus de elogios suficiente. Bueno, hasta aquí tiene un pase, aunque ya han aparecido casos de compra de comentarios positivos.

Pero el problema real, al que se refirió atinadamente el periodista Paco Nadal en su blog, es cuando el uso de los comentarios tiene como fin el más puro y rastrero chantaje. En esto se han convertido la “cara b” de las opiniones del viajero, los comentarios negativos que con la misma gratuidad aparece ya sean ciertos o falsos, producto de la ineficacia del propietario de turismo rural o de la catadura moral de un usuario que ha encontrado en esos foros un escaparate perfecto para dar rienda suelta a su mala baba, o para echar mierda de la mano de un competidor cercano geográficamente y envidioso de los niveles de ocupación, o para infringir un castigo anónimo, o para obtener prebendas del alojamiento utilizando el daño que una mala crítica produce.

Pues ésta es otra, los comentarios negativos públicos son de un tóxico inimaginable. Por un lado, por que nadie puede comprobar la veracidad de los hechos que el anónimo comunicante relata, por que una vez publicados el daño ya está hecho y la réplica del propietario, en muchos casos, parece dar más valor al que acusa desde la sombra que al que da la cara. Por otro, y no menos importante, es el efecto devastador que un comentario negativo, sea o no cierto, tiene en un negocio. Y por último, y no menos importante, por el empecinamiento de algunos portales en mantener publicadas las críticas “sine die”,  aunque medie la respuesta aclaratoria del responsable.

Les cuento un caso que, aunque sucedió hace unos años, tiene la misma vigencia. A la vista está.

Una pareja después de disfrutar de 4 días de estancia en un alojamiento, en la madrugada del quinto día, el de su salida, aprovechando la noche (les juro que abandonaron el alojamiento a las 4:30 de la madrugada) se fueron sin pagar. El propietario contactó cuando descubrió la “estampá”, por el teléfono que había dejado de contacto, intentando que aclarase los motivos de la “huida” y que abonase el coste de la factura. Pues bien, el avispado viajero inició una larga perorata sobre los defectos de su estancia (defectos que no había hecho notar a nadie mientras gozaba de las instalaciones), y como no hay mejor defensa que un buen ataque, amenazó con publicar en todos los portales de turismo rural todas y cada una de las que él consideraba afrentas que se le habían hecho.

Conclusión, algún portal dio pábulo a los comentarios del “chorizo” (para que vamos a andar con medias tintas). Aunque el propietario, que pagaba religiosamente la cuota en dicho portal, refutó cada una de las miasmas que en su anónimo e.mail había vomitado el maleante, le costó nada menos que 6 meses y un requerimiento notarial enviado por Burofax para que fueran despublicadas las falacias y trolas. El daño ya estaba hecho, con el añadido del tiempo y dedicación que a este menester tuvo que dedicar.

En este caso no se puede aplicar aquello de “un clavo saca otro clavo”, olvídese, ni con una ferretería completa podrá tapar los efectos de un comentario negativo.

Es criterio generalizado entre los propietarios que las opiniones de visitantes suelen provocar más quebraderos de cabeza que rendimiento, pues en muchas ocasiones representa un yunque sobre sus cabezas. La cuestión no es estar en contra de los comentarios, que como hemos dicho puede ser una referencia de valor a la hora de buscar y escoger alojamiento de turismo rural, pero no se puede convertir en un arma de ataque para cualquier “descuidero” de turno.  ¿Hemos creado el más democrático método de prescripción turística o una especie de cheka en la que cada uno puede acusar y vengarse de otro de forma anónima y gratuita? Paco Nadal dixit y estamos absolutamente de acuerdo.

¡¡QUE VIENEN LOS RUSOS!!

Aumento del turismo ruso en España

 

Sea bueno o malo, que incluso en esto hay opiniones para todos los gustos, el cliente ruso parece haberse convertido en la panacea del turismo español.

La subida de las cifras que ha supuesto el mercado ruso es de vértigo, no solo por el número, sino por la tendencia alcista en su incremento que parece no tener límite, un 30% con respecto al 2012. Por poner un ejemplo concreto, en Cataluña, que se sitúa como el área predilecta de destino, este ejercicio 2013 podría cerrase con más de 1.000.000 de visitantes, mientras que el año anterior alcanzó los 800.000.

Pero lo que hace a este colectivo especialmente atractivo es que no parecen concentrase en un periodo estacional concreto, sino que los ciudadanos de las antiguas repúblicas soviéticas parece disponer de tiempo como para seguir viajando a España en temporada baja.

Según la Agencia Catalana del Turisme se confirma que existe un cambio de tendencia entre los turistas rusos: “han empezado a priorizar las pequeñas escapadas durante todo el año”. Y, según la misma fuente, no se trata solamente del modelo de viaje city breaks (traslados de corta duración y con una ciudad como destino único), sino que el ámbito de las visitas es a todo el territorio catalán, dando prioridad a las visitas culturales.

Otro dato que indica la importancia que se está dando a este mercado es la apuesta que inicia, a partir de finales de octubre, la aerolínea Vueling. Desde el 27 del próximo mes tendrá 2 vuelos diarios con origen en Moscú y destino Barcelona (excepto domingos y jueves que contarán con un solo vuelo), y han añadido otra ciudad rusa, San Petersburgo, entre los puntos de vuelo hacia nuestro país. Sin contar el refuerzo de conexiones entre el gigante euroasiático con Málaga y Alicante.

La pregunta es inmediata: ¿qué se puede hacer para atraer a ese gran mercado emergente hacia el turismo rural? O al menos a una parte del éxodo turístico. Parece evidente que el primer esfuerzo debe hacerlo la administración, en tanto que promocionar y vender en origen destinos alternativos como el turismo rural que, casi siempre, están complementados con atractivos culturales, gastronómicos y/o de naturaleza. Esta externalización del turismo rural como una opción a la playa y sol es aplicable a rusos, ingleses, alemanes, franceses… El buen tiempo en buena parte del año, los enclaves monumentales, el espectacular paisajismo, el cuidado por la gastronomía… se producen, también, lejos de la tumbona.

En resumidas cuentas, nuestro invierno, que a nosotros nos hace temblar, les parece una bagatela a los ciudadanos de la madre Rusia, y han decidido que pasar los meses de frío en España es la mejor opción. ¿Acaso no es el camino que siguen las aves en sus migraciones? Pues démosles a conocer toda la variedad de nuestro país, es nuestro mejor potencial.

En septiembre: LA BERREA

La berrea del ciervo, entre mediados de septiembre y octubre

 

 

Desde mediados de septiembre hasta mediados del próximo mes, aproximadamente, se produce uno de los espectáculos más alucinantes de la naturaleza, donde el sentido del oído tiene más protagonismo que la vista: la berrea del ciervo.

El celo de los machos y su singular demostración de poderío frente a sus rivales. Un espectáculo que se inicia con los berridos, como primera señal de fuerza, y se continúa con las peleas, habitualmente incruentas, en que dos machos adultos entrechocan sus cuernas hasta demostrar la supremacía de uno sobre otro.

Hay múltiples puntos de observación a lo largo del todo el territorio donde podrás disfrutar de una puesta en escena tan especial como trepidante. Aquí te dejamos algunas opciones de alojamientos que por su ubicación te facilitará estar presente:

* RUTA DE LOBO

En Ferreras de Abajo (Zamora), en plena Sierra de Culebra.

http://www.antiquanatura.com/casas-rurales/ruta_de_lobo/

* EL RINCÓN DE LA ALMAZARA

En Marjaliza (Toledo), en las estribaciones de los Montes de Toledo.

http://www.antiquanatura.com/casas-rurales/el_rincon_de_la_almazara/

* HOSTAL QUINTO REAL

En Eugi (Navarra), en el centro del triángulo geográfico que conforman Roncesvalles-Irati y Baztán.

http://www.antiquanatura.com/casas-rurales/hostal_quinto_real/

Hostal Quinto Real, en Eugi (Navarra)

Eugi (Navarra) donde se localiza Hostal Quinto Real

Y nos queríamos perder el mes de agosto

Can Xargay, turismo rural en Girona

CAN XARGAY en Porqueres (Girona)

 

Mientras que administraciones se llenan la boca con optimistas perspectivas de recuperación, las previsiones de ocupación para el mes de agosto en turismo rural parecen desmentirlas. Según los datos de nuestros colegas del portal Escapadarural.com los establecimientos de turismo rural sólo llenarán 1 de cada 3 habitaciones disponibles en el mes de agosto.

La previsión sitúa en una media de ocupación del 32 % en el territorio nacional, lo que significa 6 puntos menos que el dato registrado en el agosto de 2012 (37,9 %). Pero como el que no se consuela es por que no quiere, se ha aumentado en 10 puntos porcentuales el dato de ocupaciones registrados en el mes de julio de 2013.

En lo que se refiere a distribución geográfica los alojamientos de costa obtendrá una ocupación sensiblemente superior a la media nacional, llegando al 42 %. Eso si, con la misma tendencia en descenso con respecto al año 2012.

Un hecho curioso que apunta este informe es que los establecimientos que admiten mascota obtienen un resultado ligeramente superior a la media.

Diferencias por Comunidades

Cataluña (51%) y Navarra (48%) mantendrán el liderazgo en ocupación de establecimientos rurales por comunidades autónomas, seguidas de Andalucía y Asturias, ambas con un 39% de plazas reservadas.

Por provincias, Girona (53%), Barcelona (52%) y Lleida (49%) se posicionan como destinos favoritos.

Las casas rurales de la Comunidad de Madrid ocupan la última posición en reservas para agosto, mientras que Castilla-La Mancha y La Rioja no reflejan “buenas perspectivas para este verano”, con un 15% y 17%, respectivamente. Quizás en esto tenga que ver el oficio de los responsables de  Turismo, en especial en Madrid cuyos únicos esfuerzos están destinados a la capital y cuyo desprecio hacia el turismo rural de la región es ya una constante.

Hostería de Huerna, turismo rural en el interior asturiano

HOSTERÍA DE HUERNA, en Riospaso (Asturias)

El “pesca-turismo” o turismo marinero

Pesca-turismo o turismo marinero

 

Explorar nuevas expectativas al turismo se ha convertido en búsqueda incesante. Las propuestas, que para algunos parecían agotadas, se van renovando y a cada poco surgen nuevas fórmulas producto de la combinación de la imaginación y de explotar los recursos de cada entorno. Este es el caso del llamado “turismo marinero”, una propuesta de complementación del turismo de costa que permite acompañar a pescadores durante una jornada de trabajo, conocer sus costumbres y gastronomía. De tal forma que a los alojamientos del litoral les permite ofrecer actividades alternativas, mientras que para la flota pesquera supone una fuente de ingresos, al mismo tiempo que otorga una notoriedad a los profesionales del mar.

El sistema es muy parecido al agroturismo, que tan buenos resultados consiguió en su momento: la inmersión en una actividad que el viajero desconocía. Aparte del embarque en un barco pesquero, el turismo marinero incluye visitas a lonjas, cursos de cocina e incluso talleres para niños.

El “pesca-turismo” o marinero surge como una opción de empleo o para completar las rentas de un sector, gracias a la difusión de un oficio tradicional ligado a la producción de un alimento de valor, como el pescado o marisco, y al interés que su día a día suscita entre forasteros y locales.

Gobierno, administraciones autonómicas y locales se han empeñado en impulsar esta propuesta, pero esperemos que su apoyo no se convierta en un intervencionismo que tan nefastas consecuencias ha cosechado en otras opciones del turismo. Los ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) y de Industria, Energía y Turismo han firmado un convenio con el propósito de fomentar esta clase de iniciativas y, en definitiva, la divulgación de un patrimonio cultural.

Por el momento es Cataluña la primera autonomía en regular, hace un año, el “pesca-turismo”, que también engloba a la acuicultura y al marisqueo. Desde entonces, se han sumado a proyectos de este tipo alrededor de 26 barcos de todo el litoral catalán, desde Roses (Girona) a Cambrils (Tarragona), empresas del sector e incluso productores de mejillón del Delta del Ebro.

Según datos del Ministerio se han desarrollado propuesta de turismo marinero en diferentes puntos de la mayoría de las autonomías costeras, tales como: Galicia; Asturias (Llanes, Avilés); Cantabria (Santoña); País Vasco (Guipúzcoa); Andalucía (Costa del Sol); Cataluña y la Comunidad Valenciana (Peñíscola, en Castellón y en Alicante, Santa Pola y Calpe).

Galicia, primera autonomía pesquera, ha presentado este año Come o Mar para promover los recursos de sus 1.500 kilómetros de costa.

Un ejemplo de estas iniciativas es la puesta en marcha de Turismo Marinero Costa del Sol, por parte de un matrimonio de pescadores. Su objetivo era “enseñar” su trabajo, “revalorizar el consumo de los frutos del mar”. Para ello su proyecto incluye 15 “experiencias”, entre las que destaca la navegación en un velero, al lado de barcos artesanales, rutas como la que en agosto empezará para seguir al “pez volador” o la reciente celebración de la fiesta de la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores.

Como en todo, existe diferentes grados de intensidad en cada experiencia, y entre las más “radicales” puede ser participar en el Tuna Tour en L’Ametlla de Mar (Tarragona), aquí conocerá cómo se cría y captura el atún rojo y tendrá la oportunidad de nadar en medio de los atunes, tal y como propone el grupo Balfegó. Una vivencia que promete una buena descarga de adrenalina.

Sin embargo, entre los problemas que suscita el turismo marinero el Gobierno ha hablado en varias ocasiones de vacíos legales, por los que en la práctica personas no profesionales tienen prohibido acceder a los barcos que faenan, por cuestiones de seguridad. Pero esto es otra historia.

El coste energético: una piedra más en el sector

Inasumible subida de la factura de la luz para el turismo

 

Lo que se venía anunciando caerá sobre el turismo como una losa el próximo mes de agosto: un incremento más en la factura de la electricidad. O lo que es lo mismo llegar al incremento del 70% de la factura en los últimos 3 años. Inasumible para el sector de la hostelería en general, y del turismo rural en particular, donde los márgenes son ya casi inapreciables.

Los costes energéticos han sido, junto con los impuestos, los que más rápidamente se han incrementado para los hoteles españoles, muy por delante de los gastos de personal y de comidas y bebidas. Así, según ha revelado el secretario general de Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos “si hace 15 años no superaban el 4% del total de gastos de un establecimiento, hoy en muchos hoteles representan el 15%”.

Y es que asegura que los hoteles españoles pagan la luz más cara de Europa, lo que les hace ser menos competitivos en costes”.

Este incremento insoportable ha significado, solo por este concepto, una reducción en el beneficio total por habitación ocupada de 6,60 euros por noche en el periodo analizado.

Este desorbitado aumento de la factura eléctrica, y su correspondiente impacto en todos los ámbitos de actividad (no olvidemos que para el propietario de un alojamiento no solo significa un mayor coste de luz, sino que su repercusión se traduce, por lo general, en un aumento de los costes de todos los productos) está sustentado en los que “nos venden” como “Déficit tarifario”, compensación a unos costes de producción supuestamente superiores a los de venta de la energía. Bastaría con ver los resultados de compañías como Gas Natural Fenosa, Endesa o Iberdrola para poner en duda dicho déficit.

La perspectiva de que esta escala de precios no quede en la última subida ha puesto a los hoteles españoles en guardia, buscando como reducir los gastos de luz y electricidad en pasillos y habitaciones, planteándose – los que se lo pueden permitir – inversiones para implantar soluciones de eficiencia energética.

Un porcentaje mayoritario de los propietarios de turismo no pueden plantearse invertir en eficacia, no por desidia si no por la imposibilidad de obtener recursos financieros para abordar la inversión de los proyectos necesarios.

Algunos proveedores de servicios energéticos (no nos engañemos, son los menos) están asumiendo el coste de instalación de calderas y enfriadoras eficientes o paneles solares. El ahorro obtenido por el menor consumo se destina al pago, por plazos, de los sistemas eficientes.

En definitiva, administración y patronal energética parecen dispuestos a regalarnos algún calambrazo que otro de forma periódica.

Ampliación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel

P.N. Las Tablas de Daimiel

 

Ecologistas en Acción, Seo/Birdlife, WWF y la Asociación Ojos del Guadiana Vivos han defendido la pasada semana, ante el Patronato del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, una propuesta que plantea ampliar los límites del parque de forma que se incluya en el cauce público del río Guadiana hasta los Ojos del Guadiana.

Las organizaciones ya presentaron formalmente esta propuesta al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Así, 40 años después de la reclasificación del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel en 1980, las ONG con representación en este parque aspiran a su ampliación, que se sumaría a la realizada por el Ministerio y la Junta de Castilla-La Mancha de incorporar las fincas aledañas al Parque adquiridas por el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

Las organizaciones ambientales consideran que esta es una propuesta “coherente y realista” porque se refiere a terrenos de gestión pública y pertenecientes al DPH. También recuerdan que una sentencia del Tribunal Supremo reconoció el carácter de dominio público de los Ojos del Guadiana. Los límites definitivos de la ampliación dependerían, por lo tanto, del deslinde administrativo del cauce del Guadiana.

Además, subrayan que la propuesta de ampliación, que está “justificada” ambientalmente, “no supone un coste” a las Administraciones, pero que es “vital para proteger este valioso humedal”.

Mientras que esta propuesta se debate te proponemos conocer este destino de naturaleza único, y que gracias a un año hídrico positivo se encuentra en pleno esplendor.

Como sugerencia un alojamiento cercano, donde calidad y profesionalidad se dan la mano, Hostería de Almagro Valdeolivo CR

 

Hostería de Almagro Valdeolivo CR

Patio interior Hostería de Almagro Valdeolivo

 

Hacer oleoturismo… en Sierra de Gata (Cáceres)

Hacer turismo rural alrededor del aceite de oliva en Sierra de Gata

Oleoturismo en Sierra de Gata

 

La motivación de un viaje puede ser tan diversa como viajeros existan. Desde el simple arranque económico, movido por una oferta increíblemente difícil de eludir, al objetivo de visitar el entorno natural o cultural. Pero si es cierto que cada vez son más comunes las personas que aprovechan las escapadas para visitar una región, comarca o lugar y conocerlas a través de sus productos. Un modelo turístico donde la inmersión en la gastronomía local es el fin y no una parte del viaje.

Entre estos el mundo del aceite de oliva ocupa un lugar cada vez más sugerente, y que ya tiene, como no, etiqueta: Oleoturismo. El producto protagonista de la gastronomía mediterránea tiene en nuestro país una relevancia de primer orden, multitud de denominaciones de origen (Aragón, Toledo, Sevilla, Córdoba, Jaén, Cataluña…), un nivel de calidad, en líneas generales, excepcional y toda una cultura entorno al llamado “oro líquido”.

Podemos apuntar a ciegas sobre un mapa y difícilmente no acertaríamos en una zona próxima con producción de aceite de oliva, siempre basado en un trabajo artesanal, donde podremos conocer el tipo de aceituna, su trabajo de recolección, conocer almazaras, degustar los diferentes tipos en catas y degustaciones, recibir tratamientos  de salud y belleza que tienen como elemento unificador el aceite de oliva virgen extra, o los diferentes productos creados. Todo un complejo mundo que merece la pena conocer.

Les ponemos un ejemplo, que a los que quieran combinar oleoturismo con naturaleza no les defraudará. La Denominación de Origen Gata-Hurdes (norte de Cáceres, sur de Salamanca) está marcado por el relieve de esta zona geográfica, la vertiente meridional de la Cordillera Central, y que abarca parte de las Sierras de Gredos, Béjar, Peña de Francia y Gata, áreas rocosas de perfiles suaves.

Los aceites de oliva vírgenes realizados bajo la Denominación de Origen “Gata-Hurdes”son de color amarillo-verdoso y de gran estabilidad y pureza, sin ninguna mezcla, cuya característica es su sabor frutado, aromático y dulce.

Donde dormir

Un establecimiento que por su ubicación espacial y su origen arquitectónico tiene mucho que ver con el oleoturismo es la Almazara de San Pedro, en el término municipal de Eljas en plena Sierra de Gata, un alojamiento con baños árabes privados construidos en los que originalmente era los pozos de recepción del aceite prensado, y donde podrá observar la maquinaria de molienda que sus propietarios han conservado intacta, y que ocupa un lugar central en el salón-restaurante del alojamiento.

Baños Árabes Almazara de SanPedro

Almazara de San Pedro